dijous, 28 de maig de 2015

Qui és qui?: Arturo Francisco Solari, educador social


La secció Qui és qui? vol ser una excusa per donar a conèixer Educador@s de Girona, és a dir la comunitat educativa que exerceix en terres gironines.

Estem convençuts que al llarg del temps i si ho fem prou bé, tindrem un ampli ventall d’entrevistes que presentades en forma de narració en primera persona, com la que us oferim avui, ens donaran una visió panoràmica del ventall professional de casa nostra.

Bienestar. Sobre todo bienestar, lo cual para mí es algo amplio y al mismo tiempo profundo.


En mis documentos oficiales me ponen Arturo Francisco Solari Fierro, pero comúnmente yo digo Arturo Solari. Nací en México D.F. y crecí en ese país. Vivo en Catalunya desde hace más de dos décadas y actualmente resido en la ciudad de Girona.

Mis aficiones

La palabra, el término “aficionado” me causa cierto escepticismo (disculpe el lector…). Me lleva a la noción de una organización del tiempo según marcan las sociedades consumistas. No diría que la meditación es una afición, sino un pilar de mi vida interior. Tampoco diría que pasear por entornos rurales o naturales es una afición. A través de ellos o a través de los seres que los habitan se me descubren otros tipos de relación, de percepción, me enriquecen… El momento de tomar un café con leche por la mañana, acompañado de alguna pasta dulce o un bocadillo de queso, leyendo el periódico del día, creo que es uno de mis momentos o actividades preferidas.

Mi formación

Mi formación universitaria es la de Educación Social. Tengo además un Máster en Arteterapia Transdisciplinaria y una formación en Expressive Arts. Pero antes que todo eso soy / fui artista plástico, habiendo aprendido con diversos artistas y maestros y en algunos centros académicos de manera puntual.

Mi experiència como educador social

Antes que nada, he de hablar de mis prácticas universitarias en mi camino a ser educador social. Una parte de ellas fue en un Centro Cívico en el cual hacía labores de dinamización sociocultural en diversos ámbitos. La otra parte la desarrollé en una residencia de Gente Mayor. Realizar los respectivos informes, evaluaciones y conclusiones sobre ambas experiencias fue muy interesante y enriquecedor. De manera profesional, continué con esas tareas en ambos lugares. Pero he trabajado en muchos otros lugares realizando tareas propias de la educación social, generalmente empleando disciplinas artísticas y pertenecientes al arteterapia: con mujeres víctimas de abusos, con toxicómanos, con niños y adolescentes vulnerables socialmente, con jóvenes con trastornos de personalidad, con inmigrantes víctimas de violencia extrema, etc.

Mis planes de futuro

Creo que actualmente vivimos momentos de una gran incerteza en todos los sentidos. Por eso mismo, relativizo mis propios planes y más bien, vislumbro tendencias o deseos a seguir, siempre dejando una parte abierta, digamos de “nebulosa”, sin concretar… Quiero seguir dedicando tiempo a la formación de nuevos arteterapeutas. También quiero seguir ofreciendo las herramientas de la educación social, la expresión artística y el arteterapia a un abanico de personas que las necesiten o a quienes les puedan interesar. Por otra parte –y quizás esto sea lo que ahora más me apasione-, quiero continuar con mi estudio y experimentación de la “Ecología Profunda”, campo de conocimiento que estudia la relación entre la psique humana y el entorno natural. Creo que esto último es, además de una pasión, una prioridad urgente para todos…

Logros profesionales que querría conseguir para la sociedad

Bienestar. Sobre todo bienestar, lo cual para mí es algo amplio y al mismo tiempo profundo. Quizás para mí lo prioritario sería el aspecto profundo, lo cual tiene que ver con contar con espacios para ser escuchado, con tener acceso a una cierta paz y claridad interiores, con no ser ingenuo en cuanto a los cauces superficiales sobre los que se basan los discursos mediáticos, partidistas, económicos, etc. En resumen, que las personas sean capaces de llegar a lugares esenciales de su ser, lo que implica hacer un viaje interior, valiente, auténtico…

Aquello que me gusta i aquello que no me gusta de mi experiencia profesional

Me gusta el espíritu de mi profesión –o quizás debería especificar, de mis profesiones: la educación, la terapia, el arte-. Creo que es un espíritu que tiene una base generosa y utópica, un deseo y una fe en cambiar y transformar el mundo y a las personas.

Lo que quizás me gusta menos –aunque no siempre ha sido así-, es el aspecto institucional o el funcionamiento de equipo de algunos lugares en los que he trabajado. Me refiero a las rutinas y dinámicas que a veces se instalan de una manera convencional, poco creativa, incluso algo destructivas. Creo que dentro de la labor de un profesional, ha de incluirse una cierta oposición creativa a esas rutinas y dinámicas que obstaculizan el desarrollo de un buen trabajo…


Gracias a este blog por la entrevista, el interés y el entusiasmo por la educación en Girona.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada